Valor del Indice Medio de Salarios (IMS) en el 2014

Autor: Fabio Romero Publicado el 28th agosto 2014 - Última Edición: 22 diciembre, 2014

El Indice Medio de Salarios permite saber qué tanto se han incrementado los ingresos de los uruguayos en promedio, pero como es de suponerse, también es importante tener en cuenta otros factores como los precios al consumo y saber qué puede suceder si sigue subiendo al mismo ritmo. Importante: En breve estará disponible la información del 2015. Valor […]

Valor del Indice Medio de Salarios (IMS) en el 2014

El Indice Medio de Salarios permite saber qué tanto se han incrementado los ingresos de los uruguayos en promedio, pero como es de suponerse, también es importante tener en cuenta otros factores como los precios al consumo y saber qué puede suceder si sigue subiendo al mismo ritmo.

Importante: En breve estará disponible la información del 2015.

Valor actual del Indice Medio de Salarios

Con base en el dato de Julio, el IMS se ubicó en 199,89, lo que significa que en lo que va corrido del año se ha presentado un incremento del 6,16%, pero si se tienen en cuenta los últimos doce meses se presenta una variación del 11,83%.

La tendencia histórica

Este último semestre no ha sido precisamente el mejor para el Indice Medio de Salarios, pues teniendo en cuenta la variación real con respecto al IPC, apenas ha significado un incremento del 0,75%, cifra que no se veía desde el 2004.

En efecto, aunque el salario sigue incrementándose, el porcentaje de variación es cada vez menor, lo que en términos estadísticos significaría que este ascenso podría significar un eventual recorte en los próximos años.

¿Es malo un descenso en el IMS?

Aunque la idea de un salario que se incrementa todos los años por encima de la inflación es del agrado de muchos, lo cierto es que también puede tener consecuencias negativas.

Por ejemplo, no todas las empresas uruguayas están en la capacidad de aumentar los salarios en un 10% cada año, lo que en el mediano plazo podría significar un despido masivo de empleados, favoreciendo así a la informalidad.

Adicionalmente, esto significaría un aumento constante en los precios de productos básicos, pues una percepción del aumento de los salarios, acompañada de un mayor costo de producción, hace que muchas empresas incrementen también el valor final que termina pagando un cliente.

Por ahora no se ve un descenso abrupto en el IMS, pero teniendo en cuenta lo ocurrido con otras economías del continente, lo más probable es que dentro de unos 3 años ya pueda estimarse una inflación del 5% y un incremento de los salarios en esa misma proporción.

 

Fuentes: INE, 180.

Imagen cortesía de Jimmy Baikovicius (Flickr.com), licencia CC BY SA 2.0

Escrito por: Publicado en Economía, Finanzas Personales | Etiquetado , | Ver comentarios
TWITTEAR Compartir Linkedin Compartir por Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *