Guía para importar de China desde Uruguay

Autor: Fabio Romero Publicado el 13th noviembre 2014 - Última Edición: 26 diciembre, 2014

El gigante asiático es uno de los mercados más interesantes en el mundo, pues ofrece la posibilidad de comprar productos a muy bajo costo y revenderlos en el país para obtener una rentabilidad mediante esta operación. Sin embargo, y como ocurre con cualquier tipo de negocio, es fundamental conocer los pasos para importar de China a […]

Guía para importar de China desde UruguayEl gigante asiático es uno de los mercados más interesantes en el mundo, pues ofrece la posibilidad de comprar productos a muy bajo costo y revenderlos en el país para obtener una rentabilidad mediante esta operación. Sin embargo, y como ocurre con cualquier tipo de negocio, es fundamental conocer los pasos para importar de China a Uruguay de la manera adecuada, tanto en costos como en el aspecto legal.

Requisitos para importar desde China

Lo primero es tener registrada una empresa unipersonal ante las diferentes instituciones: Dirección General Impositiva, Banco de Previsión Social y Banco de Seguros del Estado.

Después de esto empiezan los trámites con un despachante de aduana, que se encargará de verificar todo el proceso correspondiente a las cantidades, liquidación tributaria y controles para que no haya ningún inconveniente con la Dirección de Aduanas.

Entre los diferentes documentos que se requieren, los más importantes son la Factura Comercial, el Conocimiento de Embarque, el Certificado de Origen y el Packing List (listado con los productos a importar).

Cómo importar desde China a Uruguay

Ahora es momento de ver algunas de las recomendaciones más importantes para hacer negocios con el país asiático. En primer lugar, debe tenerse muy claro qué tipo de producto desea importarse y el potencial que tiene dentro del mercado uruguayo, pues aunque se pueden conseguir productos muy económicos, se pueden presentar dificultades al tratar de venderlos por que al público tal vez no le gusten.

Otro aspecto a tener en cuenta son los costos totales de la importación. Comprar por internet es una buena alternativa cuando se trata de una cantidad mínima de productos, pero al incrementarse esto puede implicar gastos de envío adicionales. También hay que incluir todos los impuestos que aplican para este tipo de transacciones.

Finalmente, se debe hacer un examen cuidadoso de los proveedores chinos. Más allá de la página web, se debe evaluar la experiencia, los tiempos de entrega y registros legales para evitar cualquier tipo de problema.

Fuentes: El Comercio, Cámara Nacional de Comercio y Servicios.

Imagen cortesía de Philip Jagenstedt (Flickr.com), licencia CC BY 2.0

Escrito por: Publicado en Comercio Exterior, Empresas, Inversiones | Etiquetado , | Ver comentarios
TWITTEAR Compartir Linkedin Compartir por Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *