Cómo invertir en Rumania

Autor: Redaccion Publicado el 28th Junio 2013 - Última Edición: 2 Diciembre, 2013

Cómo invertir en RumaniaRumania es ahora uno de los países de la Unión Europea con mayor dinamismo económico; veamos todo lo que hay que tener en cuenta para hacer negocios o invertir en Rumania

Según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, su economía tuvo un incremento del 0,3% en 2012, proyectando para 2013 un crecimiento del 1,6%. Por su parte, la inflación ha tenido un descenso, de 2000 a 2005, desde el 47,7% hasta el 11,9% anual.

Estos indicadores hacen ver que la inversión en este país se torna más llamativa, tanto para extranjeros como para coterráneos. Invertir en Rumania es cada vez más atractivo, pues sus importaciones y exportaciones han significado un gran movimiento económico para Europa y los demás continentes.

Invertir en Rumania: Cultura de negocios

La cultura de negocios es diferente en ese país, por lo que es preciso tener en cuenta los siguientes factores para evitar malentendidos al momento de invertir en Rumania.

Los rumanos son personas que valoran mucho la formalidad y la reserva de la vida privada, por lo que es preciso en todo momento ser cortés, presentarse a sí mismo profesionalmente y tratar de no hacer preguntas demasiado personales al principio de la relación. Puede tomar algún tiempo lograr una relación de negocios.

Es costumbre dar la mano al saludar y despedirse de los rumanos, incluso de las mujeres, en contextos de negocios. No se dan besos en la mejilla.

Es importante considerar que la cultura de negocios rumana es jerárquica, por lo que siempre se debe procurar mostrar respeto hacia las personas mayores o con cargos más importantes. Llame a su contraparte en las negociaciones por su título empresarial, profesional o académico. En el caso de que la persona no tenga un título evidente, entonces con usar señor o señora será más que suficiente.

La puntualidad en la cultura de negocios Rumana.

La puntualidad es muy valorada en Rumania, aunque no siempre es respetada. Las reuniones de trabajo suelen tener una agenda específica para discutir y decidir temas concretos —si está presente una persona con la autoridad suficiente—. Por esta razón, no conviene usar la reunión para hacer un brain storming.

Las negociaciones pueden ser difíciles, pues debido al aprecio hacia la jerarquía, en Rumania solo las personas con los cargos más importantes toman las decisiones. Es sabio evitar tácticas de presión o confrontacionales, pues los rumanos perciben los contratos como una declaración de intenciones y no como los términos que rigen la relación de negocios. Esto implica que muchas veces se reservan el derecho de revertir las decisiones previamente tomadas.

[ad#Adsense Double Block]

Fuentes: Comunicaid, Kwintessential

Escrito por: Publicado en Comercio Exterior, Inversiones | Etiquetado | Ver comentarios
TWITTEAR Compartir Linkedin Compartir por Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *